×

¿Quieres salir de esta página?

Estás saliendo de la web corporativa de Amgen en España. Amgen S.A. no asume ninguna responsabilidad sobre el contenido, las opiniones o la precisión de la información contenida en la siguiente página.

×

¿Quieres salir de esta página?

Estás saliendo de la web corporativa de Amgen en España. Amgen S.A. no asume ninguna responsabilidad sobre el contenido, las opiniones o la precisión de la información contenida en la siguiente página.

Prevención y diagnóstico del cáncer de colon


En la actualidad, las pruebas de detección son las más efectivas para prevenir a tiempo la enfermedad. Los análisis para detectarla se deben iniciar a partir de los 50 años, aunque las personas con riesgo elevado de sufrir este tumor maligno deberían realizarse la prueba antes de esa franja de edad.

Ante la posible aparición de este tipo de cáncer, también se aplican otras pruebas diagnósticas, como:

Tacto rectal: si la lesión está próxima al ano, puede detectarse por medio de examen rectal. 

Test de sangre oculta en heces: se analizan varias muestras mediante tiras reactivas. La prueba será positiva solamente en el caso de que el tumor sangre. Hay que tener en cuenta que puede dar positivo también en otras enfermedades sangrantes (úlceras gástricas, hernias de hiato, esofagitis…) por lo que no es concluyente. 

Endoscopias: se introduce un tubo flexible (endoscopio) por el ano provisto de iluminación, un sistema óptico y pinzas de biopsia. Mediante las endoscopias, se puede ver la lesión y tomar una biopsia para confirmar la enfermedad. Además, permite extirpar pólipos con riesgo de transformarse en tumores malignos.
Las endoscopias se realizan generalmente bajo sedación y previa preparación del intestino con una dieta exenta de residuos, toma de solución evacuante y, en ocasiones, enema para que el intestino esté libre de heces. 


¿Quieres saber más sobre la prevención del cáncer de colon? Te mostramos algunos hábitos saludables en este vídeo.



Referencias: