×

¿Quieres salir de esta página?

Estás saliendo de la web corporativa de Amgen en España. Amgen S.A. no asume ninguna responsabilidad sobre el contenido, las opiniones o la precisión de la información contenida en la siguiente página.

×

¿Quieres salir de esta página?

Estás saliendo de la web corporativa de Amgen en España. Amgen S.A. no asume ninguna responsabilidad sobre el contenido, las opiniones o la precisión de la información contenida en la siguiente página.

MIELOMA MÚLTIPLE

Mieloma múltiple: un cáncer de la sangre muy agresivo


El mieloma múltiple es el segundo cáncer hematológico más frecuente. Afecta a las células plasmáticas, un tipo de glóbulos blancos de la médula ósea cuya función es luchar contra las infecciones. Cuando las células plasmáticas se convierten en cancerosas y se multiplican demasiado rápido, pasan a denominarse células mieloma.

La acumulación de estas células mieloma puede dar lugar a tumores en los huesos de todo el cuerpo. Una médula ósea sana produce células madre que se convierten en glóbulos rojos que transportan el oxígeno por el organismo; glóbulos blancos que combaten infecciones y enfermedades; y plaquetas que ayudan a prevenir las hemorragias mediante la formación de coágulos sanguíneos.

El mieloma múltiple puede generar problemas de salud relacionados con los huesos, el sistema inmunitario, los riñones y afectar a la cantidad de glóbulos blancos.  



Hoy en día, todavía se desconoce la causa exacta por la que se desarrolla y no se puede diagnosticar de manera precoz porque los pacientes no presentan síntomas en estadios iniciales.

Se trata, además, de una enfermedad huérfana y el segundo cáncer de la sangre más frecuente después del linfoma de Hodgkin. Aunque el mieloma múltiple es incurable, los avances logrados en los últimos 10 años apuntan hacia la cronificación de la enfermedad y el aumento de la calidad de vida.

La recaída en el mieloma múltiple

Se dice que se produce una recaída de la enfermedad cuando vuelven a observarse signos o síntomas tras un periodo de mejora. El paciente puede llegar a tener diversos episodios de remisión y de recaída. Con el paso del tiempo, la duración del periodo libre de enfermedad se irá acortando.

Y cuando la enfermedad es refractaria, quiere decir que el paciente ya no responde al tratamiento. La tasa de supervivencia del mieloma múltiple a cinco años es del 45%.


Referencias:



Los síntomas del mieloma múltiple

 

Ver más
¿Qué relación tiene el mieloma múltiple y la enfermedad ósea?

Ver más