×

¿Quieres salir de esta página?

Estás saliendo de la web corporativa de Amgen en España. Amgen S.A. no asume ninguna responsabilidad sobre el contenido, las opiniones o la precisión de la información contenida en la siguiente página.

×

¿Quieres salir de esta página?

Estás saliendo de la web corporativa de Amgen en España. Amgen S.A. no asume ninguna responsabilidad sobre el contenido, las opiniones o la precisión de la información contenida en la siguiente página.

El 70% de las mujeres españolas desconoce la gravedad de la osteoporosis

La enfermedad de los huesos frágiles ya afecta a cuatro de cada cinco mujeres en España, aunque la mayoría no sabe cómo prevenirla o tratarla.

La osteoporosis continúa siendo la dolencia ósea más común en nuestro país. En 2017, se registraron 330.000 fracturas por fragilidad en España y se estima que esta cifra aumente hasta las 420.000 en 2030. Aunque los datos señalan la prevalencia de esta patología ósea, actualmente solo el 30% de las españolas la considera un riesgo para su salud, según ha demostrado una encuesta realizada por Amgen a 700 mujeres españolas de entre 55 y 65 años.

El sondeo ha tenido como objetivo analizar el conocimiento de la osteoporosis entre 6.000 mujeres de nueve países europeos, entre ellos el nuestro.

Aunque más de la mitad de las españolas encuestadas ha demostrado saber qué es la osteoporosis e identificado sus síntomas, una gran parte no están familiarizadas con algunos de sus factores de riesgo. De hecho, la gran mayoría desconoce que al sufrir una primera fractura las posibilidades de padecer otra se multiplican por dos.

Sorprende también que a pesar de que continúa siendo la dolencia ósea más común, solo el 17% de las mujeres mayores de 55 años y el 30% de las mayores de 65 han preguntado alguna vez a su médico sobre su prevención y tratamiento.

En la actualidad, las fracturas de muñeca, vértebras y cadera son las más comunes. Sin embargo, esta última sigue siendo la complicación más grave asociada a la osteoporosis. De hecho, en el caso de la fractura de cadera, el índice de mortalidad es del 25% durante el siguiente año. Asimismo, en el caso de las mujeres, el riesgo de sufrirla es mayor que el de cáncer de útero, mama y ovario combinados.

El muestreo también ha recogido la opinión de las encuestadas sobre la pérdida de movilidad y la autosuficiencia al hacerse mayor, factores que preocupan a casi el 80%.