×

¿Quieres salir de esta página?

Estás saliendo de la web corporativa de Amgen en España. Amgen S.A. no asume ninguna responsabilidad sobre el contenido, las opiniones o la precisión de la información contenida en la siguiente página.

×

¿Quieres salir de esta página?

Estás saliendo de la web corporativa de Amgen en España. Amgen S.A. no asume ninguna responsabilidad sobre el contenido, las opiniones o la precisión de la información contenida en la siguiente página.

El paciente con mieloma múltiple

El mieloma múltiple es el segundo cáncer hematológico más frecuente. Afecta a las células plasmáticas, un tipo de glóbulos blancos de la médula ósea cuya función es luchar contra las infecciones. Cuando las células plasmáticas se convierten en cancerosas y se multiplican demasiado rápido, pasan a denominarse células mieloma.

La acumulación de estas células mieloma puede dar lugar a tumores en los huesos de todo el cuerpo. Una médula ósea sana produce células madre que se convierten en glóbulos rojos que transportan el oxígeno por el organismo; glóbulos blancos que combaten infecciones y enfermedades; y plaquetas que ayudan a prevenir las hemorragias mediante la formación de coágulos sanguíneos.

El mieloma múltiple puede generar problemas de salud relacionados con los huesos, el sistema inmunitario y los riñones, así como afectar a la cantidad de glóbulos blancos.

Al no presentar síntomas hasta una fase avanzada de la enfermedad, el diagnóstico puede resultar traumático para muchos pacientes. Es muy importante que tanto el paciente como sus familiares tengan el máximo de información sobre el mieloma múltiple y sus fases. En el siguiente vídeo se explica el proceso por el que suele pasar el paciente: